RSS

Estudio de IM Trust para potenciadora educacional Aptus: Entre un director promedio y uno excelente hay 72 puntos PSU de diferencia

10 Oct

Con datos de la encuesta Casen, de la Prueba de Selección Universitaria y una investigación en EE.UU., la consultora cuantificó el efecto positivo en el alumno de un directivo de alta calidad.

Que un buen director es clave en la calidad de la educación que ofrece un colegio es algo sabido y comprobado. Por algo son varias las universidades y consultoras educativas que ofrecen diplomados o posgrados en gestión directiva, sin contar con que una de las medidas educacionales anunciadas en noviembre de 2010 por el Gobierno, y aprobada en enero de este año, entrega más atribuciones a estos directivos.

Un estudio hecho por la consultora IM Trust, a petición de la potenciadora educacional Aptus Chile, ratifica ese efecto positivo y, más interesante aún, lo cuantifica.

Cruzando los datos de la última encuesta Casen con los resultados 2010 de la Prueba de Selección Universitaria (PSU) y usando de modelo un estudio hecho en Estados Unidos, dos equipos de analistas de la entidad determinaron cuántos puntos más en ese test pueden obtener los alumnos de un colegio dirigido por un director bueno o uno excelente, versus un directivo promedio.

Y la diferencia a la que llegaron es significativa: 27 puntos promedio más obtienen los alumnos de un colegio particular subvencionado cuando pasan de tener un director promedio a uno bueno. Y si esos alumnos pasan de tener un directivo promedio a uno excelente, pueden lograr 72 puntos más en esa misma prueba (ver metodología en recuadro).

El cálculo de IM Trust es que este cambio se logra en un plazo de cinco años.

Ese aumento en su puntaje puede marcar la posibilidad de un joven de entrar o no la universidad y de conseguir o no un buen ingreso durante su vida.

El estudio también analizó cuánto aumenta la probabilidad de entrar a la universidad según la dependencia del colegio en que se estudia y la calidad del director.

“El promedio en la PSU de los colegios municipales es de 481. Y la probabilidad de un alumno de ese tipo de establecimiento de alcanzar 600 puntos (y tener la posibilidad de elegir o no entrar a la universidad) es del 13% cuando tienen un director promedio”, explica Sergio Merino, gerente de finanzas corporativas de IM Trust.

Esa probabilidad sube al 17,2% cuando su colegio pasa a tener un director bueno y al 22,4% cuando lo dirige un directivo de excelencia. “El principal agente de cambio en un colegio es el director, en la medida en que impulsa una cultura de compromiso, esfuerzo y trabajo entre los alumnos, los profesores y los papás”, explica Ignacio Illanes, gerente general de Aptus Chile.

El ejecutivo explica que este estudio de IM Trust, elaborado “pro bono” por la consultora, no sólo les confirma la relevancia de un buen director para los estudiantes, sino también que el beneficio de invertir en el programa de formación de directivos -que la potenciadora está llevando adelante- es mayor que el costo. “Los resultados son muy valiosos para nosotros, porque nos permiten darle una dimensión concreta al impacto del programa”, añade.

¿Cuáles son las competencias de un director excelente? Tres directivos que han logrado buenos resultados en sus colegios lo explican (ver perfiles).

 Cómo lo midieron

Los analistas de IM Trust usaron como modelo la investigación de Robert Marzano, Timothy Waters y Brian A. McNully que culminó con la publicación, en 2005, del libro “School Leadership That Works: From Research To Results”.

Éste analizó 69 estudios (hechos entre 1978 y 2001), y lograron diferenciar entre un director promedio, uno bueno y uno excelente, y los efectos positivos distintos entre ellos.

El estudio asigna percentiles (10 al 100) al desempeño académico de las escuelas. Las que tienen un director promedio se ubican en el percentil 50, las que tienen uno bueno en el 60 y las con uno excelente en el 75. “Un director bueno lleva a un colegio promedio al percentil 60 y uno excelente al 75”, explica Sergio Merino.

Para efectos del estudio de IM Trust, se parte del supuesto que el director promedio logra que su colegio obtenga 529 puntos en la PSU, que es la media de los puntajes obtenidos por los establecimientos particulares subvencionados. El bueno consigue un promedio de 556 y el excelente, 601. Así es como se llega a la diferencia.

Cómo se logra

“Son múltiples las competencias que se exigen para hacer una gestión de excelencia. Y van desde sentir amor por lo que se hace, pasan por la capacidad de desarrollo personal, de quebrar paradigmas e innovar y de pensar en forma sistémica y con foco en las personas y los procesos que influyen sobre ellas, entre otros aspectos”.

Claudio Ihl
Director Liceo Mauricio Hochschild

“Las claves son presencia activa y motivadora, poner foco en lo pedagógico, una formación académica continua, tener equipos en permanente capacitación. Y ayuda mucho la red de colegios a la que pertenezco, la fundación Belén Educa”.

Loreto Figueroa
Directora Colegio José María Caro

“Es esencial un liderazgo que potencia los otros liderazgos, que deja que los otros miembros del equipo directivo y los profesores se desarrollen y puedan tomar decisiones, sin temor a ser desautorizados”.

Luis Márquez
Director Colegio Crescente Errázuriz

http://diario.elmercurio.com/2011/10/09/educacion/_portada/noticias/B7DA636D-5956-4B8B-BED1-AA0CA5FB1BDF.htm?id={B7DA636D-5956-4B8B-BED1-AA0CA5FB1BDF}

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 10 octubre, 2011 en Datos que debes saber

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: