RSS

Desmitificando el Lucro de los Colegios


19 de agosto de 2011

Desmitificando  el Lucro de los Colegios

La evidencia mostrada derriba el mito de que los colegios con fines de lucro son grandes instituciones que se aprovechan de cobrar altas cuotas a los estudiantes. Antes de tomar la decisión de prohibirlos, se debe tener

en cuenta que las familias los prefieren tal vez por su diversidad y por su mejor calidad frente a los municipales. De lo que no existe evidencia es que la eliminación del lucro en todo el sistema educativo vaya a traducirse en una mejor educación pública para todos.

  Desmitificando el Lucro de los Colegios

Crisis de la Deuda

Se discute en el Congreso un proyecto que pretende prohibir el lucro en las instituciones educativas de todos los niveles1. Esto incluye la educación escolar y traería graves consecuencias no sólo en cobertura, sino también en diversidad y calidad de enseñanza. El concepto de lucro ha sido ampliamente utilizado, en las peticiones estudiantiles, muchas veces erróneamente, haciendo que tome una connotación negativa y sea asociado a la obtención  de ganancias desmedidas o ilegítimas. Es importante revisar qué nos dicen los datos en el caso de la educación básica y media y así romper ciertos mitos que se han difundido al respecto.

El  año 1981 se estableció el sistema subvencionado de financiamiento de la educación escolar. En esa época, los colegios privados con aportes del estado eran en su mayoría sin fines de lucro y concentraban un 15% de la matrícula. A través del tiempo, diversas razones han llevado a una fuerte caída de la matrícula en colegios municipales (bajo rendimiento, mala administración y otros). Esto ha hecho que los padres, en la medida que pueden, hayan ido optando por la educación particular subvencionada, que al año 2010 llegó a un 51% de la matrícula total escolar, superando a la matrícula municipal (Cuadro Nº1).

La tendencia de los últimos años ha sido que las  familias  envíen  a  sus  hijos  a  colegios particulares subvencionados, en desmedro de los municipales. Esto se debe en parte a que, como muestra la evidencia empírica2, los primeros demuestran tener un mejor rendimiento escolar, lo que ha guiado las preferencias de los padres.

Cuadro Nº 1

EVOLUCIÓN DE MATRÍCULAS ENSEÑANZA BÁSICA Y MEDIA POR DEPENDENCIA EDUCACIONAL

Año              Municipal *                 Particular Sub                            Particular  Pag

1980                    78%                               15%                                             7%

1990                    58%                                32%                                             8%

2000                   54%                                35%                                             9%

2008                   44%                                48%                                             7%

2010                    41%                                51%                                             7%

Fuente: Ministerio de Educación.

*Incluye corporaciones con aporte directo del MINEDUC (1,2% de la matrícula).

Adicionalmente, y como se muestra el Cuadro N° 2, los colegios particulares subvencionados logran mejores resultados dentro  de  los Grupos Socio-Económicos (GSE) más bajos de la población. En promedio un alumno de GSE Bajo aumenta más de 6 puntos en su SIMCE entre 4° y 8° básico por el hecho de asistir a un colegio particular subvencionado en lugar de uno municipal.

Cuadro Nº 2

AUMENTO MEDIO EN SIMCE ENTRE 4º Y 8º BÁSICO POR ASISTENCIA A COLEGIO PARTICULAR

SUBVENCIONADO EN VEZ DE MUNICIPAL

GSE

Matemáticas Lenguaje
Bajo 6,4***(1,74) 6,7***

(1,71)

Medio-Bajo 6,6***(0,77) 4,7***

(0,78)

Medio 7,2***(0,49)

1,2**

(0,51)

Medio-Alto y Alto 5,9***(1,15)

2,1*

(1,18)

Fuente: Arzola, M.P y Troncoso, R. Libertad y Desarrollo. Serie Informe Social 133, 2011.

*Significativo al 10%, **al 4%, ***al 1%. Desviación estándar entre paréntesis.

No todos los colegios particulares subvencionados persiguen  fines de lucro. Según un estudio reciente de Elacqua (2009), del total de colegios del  país sólo un 31% correspondería  a colegios particulares subvencionados que pueden percibir una utilidad (lucro) por la gestión de los   mismos  (aprox.  3.000  colegios)  ya  que  se  han  constituido  por sociedades comerciales (empresas de responsabilidad limitada, o sociedades anónimas). Dentro de estos establecimientos además existe una variada gama de tipos de sociedades y de colegios. Desde aquellas que administran un solo colegio,  constituidas  muchas veces por sociedades de profesores que han optado por dedicarse a esta tarea, hasta redes de varios colegios. Según Elacqua (2009), los tipos de colegios particulares subvencionados son los siguientes:

– Colegios sin fin de lucro: católicos, protestantes o no religiosos.

– Colegios con fin de lucro: independientes, que representan el 80% de esta categoría, y que en su mayoría fueron formados por profesores, y el otro 20%  que pertenece a personas naturales que poseen una red de colegios.

La distribución de alumnos y colegios y su evolución desde 1990 en las categorías señaladas se muestra en el Cuadro Nº 3.

Cuadro Nº 3

DISTRIBUCIÓN DE ALUMNOS SEGÚN TIPO DE COLEGIO

Matriculados

1990

2008

Municipal 1.642.414          (61,3%) 1.589.468        (46,1%)
PS con fines de lucro 494.843            (18,5%) 1.056.090        (30,6%)
PS sin fines de lucro 343.755            (12,8%) 550.635          (16,0%)
PP 198.602             (7,4%) 252.451           (7,3%)
Total 2.679.614          (100,0%) 3.448.644        (100,0%)
Colegios

1990

2008

Municipal 6.072             (68,3%) 5.641           (54,3%)
PS con fines de lucro 1.592             (17,9%) 3.118           (30,0%)
PS sin fines de lucro 700                (7,9%) 949              (9,1%)
PP 521                (5,9%) 689              (6,6%)
Total 8.885             (100,0%) 10.397          (100,0%)

Fuente: Elaqua 2009.

El autor proporciona además valiosa información que permite comparar las características de los distintos tipos de colegio.

De aquí se puede desprender que los colegios municipales son los de mayor ruralidad y vulnerabilidad, y menor escolaridad media de las madres. No cobran cuota (financiamiento compartido), pero la mayoría de sus alumnos recibe subvención escolar preferencial (SEP). Adicionalmente, se ve que los colegios con fines de lucro reciben un mayor porcentaje de alumnos vulnerables e hijos de madres menos educadas que los colegios sin fines de lucro. En cuanto al financiamiento compartido, una proporción similar de colegios con y sin fines de lucro cobra una cuota (46% y 45%) y, lo que es interesante, la cuota media de los colegios sin fines de lucro es mayor que la de los con fines de lucro. El porcentaje de alumnos que recibe SEP es similar en ambos tipos establecimientos particulares subvencionados. En cuanto al tamaño medio del colegio, los sin fines de lucro son los más  grandes, especialmente debido al mayor tamaño de los colegios católicos; este hecho, sumado a que el tamaño de los colegios con fines de lucro es inferior, derribaría el mito de que los colegios que perciben utilidades buscan aumentar su tamaño para que a través de economías de escala puedan generar más ganancias (o bien que no es sostenible un colegio pequeño con 30 o menos alumnos por curso).

Cuadro Nº 4

CARACTERÍSTICAS POR TIPO DE COLEGIO

% rural

Tamaño medio colegio*

Tamaño medio cursos*

% alumnos vulnerables

Escolaridad media madres

% alumnos SEP**

% cobra financ. compartid o

Cuota media***
Municipal 65%

560

30,1 61%

8,6

99%

0%

0

PS con fines de lucro 29%

519

29,2 37% 10,5 48% 46% 6.110
Redes de colegios 30%

651

31,1 44% 10,2 51% 46% 4.909
Independientes 29%

490

28,8 45% 10,5 47% 46% 6.394
PS sin fines de lucro 21%

738

34,9 31% 11,13 53% 45% 7.356
Católicos 24%

839

37,1 37% 11,3 53% 48% 7.698
Protestantes 18%

563

35,1 39% 10,8 64% 62% 6.784
Seculares 13%

561

27,6 33% 11,1 52% 35% 5.766
PP 3%

555

20,7

0%

14,8 n/a 100% n/a

Fuente: Elaqua 2009. *Sólo colegios zona urbana **SEP subvención preferencial ***dato en pesos año 2007.

Información obtenida del  Ministerio de Educación (MINEDUC), muestra que la mayoría de los colegios de nuestro país, independientemente de su dependencia, son unidades de pocos alumnos (ver Cuadro N°5). Entre los colegios particulares subvencionados con fines de lucro, un 59% tiene una matrícula de 250 alumnos o menos y un 60% de menos de 500 alumnos. Esto permite concluir que, dado que además muchos de ellos no cobran escolaridad, no serían en su mayoría  unidades donde puedan obtenerse altas ganancias (o lucro desmedido).

A partir de los antecedentes expuestos, se puede desprender que los colegios particulares subvencionados con fines de lucro no sólo atienden a un  gran  porcentaje de estudiantes (actualmente asisten a esos colegios 1.200.000 alumnos en 3.500 colegios en todo el país4), sino también que atienden alumnos vulnerables. A esto podemos sumar el hecho de que en promedio,  este  tipo  de  colegio  tiene  un  mejor  desempeño  que  los establecimientos municipales.

Cuadro Nº 5

DISTRIBUCIÓN COLEGIOS POR TIPO Y TAMAÑO (MATRÍCULAS 2010)

Alumnos matriculados MUN PS s/lucro PS c/lucro

PP

0-250

64%

63% 59%

49%

251-500

16%

15% 20%

19%

501-750

10%

9%

9%

12%

751-1000

4%

6%

6%

9%

1001-1500

4%

6%

5%

9%

m ás de 1500

1%

2%

3%

4%

Fuente: Ministerio de Educación sobre datos de CONACEP.

Los trabajos que han estudiado el tema, usan modelos econométricos que corrigen por efecto par y sesgo de selección y encuentran que los colegios con mejores resultados en el SIMCE son los particulares subvencionados sin fines de lucro, seguidos por los con fines de lucro y por último los municipales. Pero como se vio anteriormente, hay bastante heterogeneidad dentro de cada grupo, y vale la pena distinguir los casos. Así, el mismo Elacqua (2009), encuentra que los colegios sin fines de lucro católicos son los de mejor desempeño, seguidos por redes de colegios con fin de lucro, luego los sin fin de lucro no religiosos y con fin de lucro independientes; seguido de  los sin fin de lucro protestantes y en última categoría se tiene a los colegios municipales.

Concluyendo

La evidencia y los antecedentes expuestos muestran que el modelo de educación particular subvencionada ha sido muy beneficioso para el país, ya que ha permitido mejorar la cobertura y elevar la calidad de la educación. Quienes se oponen, argumentan que continuar la tendencia creciente de la matrícula llevaría a un menor  control  estatal de la educación y a un aumento de la segregación, con la consecuente mayor desigualdad para los alumnos que asisten a los colegios municipales.

La evidencia empírica recopilada permite concluir que los colegios particulares subvencionados son mejores que los municipales después de controlar por las características y nivel socioeconómico de los alumnos. Más aún, también existe evidencia de que los colegios  particulares subvencionados con fines de lucro se desempeñan mejor que los municipales. Además de ser mejores en calidad, se tiene que este tipo de colegios estarían atendiendo hoy un tercio de la matricula, con 1.200.000 de alumnos, son en su mayoría en colegios chicos, de pocos alumnos, lo que no debiera permitir un “lucro desmedido” y además que no todos ellos cobran escolaridad. Además, tienen la preferencia de los padres, pertenecientes principalmente a los grupos de ingreso medio de la población que además están dispuestos a pagar por obtener una educación de mejor calidad. La evidencia mostrada entonces derriba el mito de que los colegios con fines de lucro son grandes instituciones que se aprovechar de cobrar altas cuotas a los estudiantes. Antes de tomar la decisión  de prohibirlos, se debe tener en cuenta que las familias los prefieren tal vez por su diversidad y por su mejor calidad frente a los municipales. No es buena idea prohibir los colegios con fines de lucro pues aquéllos padres que los escogen valoran ciertas características de estos, y se verían forzados a llevar a sus hijos a otro colegio, que no fue su primera preferencia.

De lo que no existe evidencia es que la eliminación del lucro en todo el sistema educativo se vaya a traducir en una mejor educación pública para todos. El debate entonces no puede estar guiado por prejuicios ideológicos. Prohibir el lucro supone prohibir la existencia de una serie de colegios particulares subvencionados, que han logrado ser más eficientes en educar a los niños, en su mayoría de grupos medios de la población.

¿Qué opción le daríamos entonces a ese millón de alumnos y a sus padres? ¿Una educación pública de mala calidad? ¿No sería mejor que todos los esfuerzos se centraran en mejorar la educación pública, hasta ahora cautiva de los grupos de presión que en el fondo no quieren cambios que perjudiquen sus intereses aun a costa de los propios estudiantes de este país?  La  solución no debe estar en la prohibición, sino en la regulación y la transparencia de información, en dejar a las familias decidir entre todas las alternativas para que elijan lo mejor para sus hijos, en exigirles cumplimiento de estándares de  calidad y en  cerrar los malos colegios.

1  Boletín No.7856-04.

2 Anand, P.; Mizala, A. y Repetto, A. “Using School Scholarships to estimate the Effect of Private Education on the Academic Achievement of Low-income Students in Chile”. Economics of Education Review 28, 2009, pp. 370-381. Sapelli, C. y Vial, B. “Private vs. Public Voucher Schools in Chile: New Evidence on Efficiency and Peer Effects”. Instituto de Economía, Pontificia Universidad Católica de Chile, Working Paper 289, 2005.

3 Elacqua Gregory. El lucro en la Educación y las Políticas de Reforma Educativa en Chile UDP Public Policy Series Working Papers No. 2, 2009.

4  CONACEP, datos 2011.

5  Efecto  par:  impacto  de  las  características  de  los  alumnos  del  curso  sobre  el desempeño del individuo.

6  Sesgo de  selección: sesgo en los promedios de los distintos tipos de establecimiento debido a que la mayoría de los estudiantes que escoge cada tipo de colegio tiene ciertas características que los hace a priori obtener un mejor o peor resultado. Por ejemplo, los alumnos que asisten a colegios PP son de GSE más alto, lo que hace que tengan mejor desempeño, más allá del rol educativo del colegio. Para corregirlo, se incorpora la probabilidad de pertenecer a cada tipo de colegio, según variables de características socioeconómicas.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: